miércoles, 4 de marzo de 2009

Una pantera en el sótano

Sigo leyendo sin calma, sin permitirme profundizar en lo que los escritores me cuentan, y demasiado poco a poco. Eso pasa factura, y el bonito libro de Amos Oz Una pantera en el sótano sólo me lo ha parecido (bonito) después de terminarlo. Es un libro que además me ha dejado más preguntas que respuestas (¿cuál fue el papel de los británicos en la formación de Israel?, ¿no es lo mismo el yiddish que el hebreo?, ¿en qué se diferencia el hebreo antiguo del moderno?). Pero como siempre dice Pepa, para eso están los libros, para darnos cuenta de todo lo que tenemos que aprender.

2 comentarios:

Pepa dijo...

Bueno, por fin te encuentro y qué buen encuentro. Todas las entradas del blog me parecen magníficas incluida la que presenta la "vida interior" de un instituto. Menuda tarea traes, pero qué contenta me tienes. No he ido a ver "La clase" porque me temía que fuese un "club de poetas muertos", aunque en burro. Te dejé el año pasado con "Camino" y sus secuelas (la gente de derecha es siempre la misma y qué terrible)y andaba preocupada porque te tenía en Favoritos y siempre que pinchaba encontraba lo mismo; así que pensé: Félix se ha hartado del blog o anda cabizbajo en sus cosas...Pero me he puesto muy contenta cuando al fin he encontrado tus entradas de este año. Me encanta que te encante lo que haces. Ya te escribo

Pepa dijo...

Ah, que se me olvidaba¡ A Amos Oz lo leí hace un tiempo en "Una historia de amor y oscuridad", que son unas memorias, y me emocionó e ilustró mucho en todas esas preguntas que tú te haces y que yo desconocía del todo, no dejes de leerla que yo lo haré con esa de la cual haces la reseña